• Organic Mama Team

Entrevista a la ilustradora infantil Natàlia Juan Abelló

El 23 de abril siempre es una fecha muy especial. Celebramos Sant Jordi y las calles y casas se llenan de rosas y libros. Para esta ocasión, hemos entrevistado a Natàlia Juan Abelló, ilustradora del libro "La llegenda de Sant Jordi", un libro con solapas para los y las más pequeñas de la casa. Publicado por la editorial Estrella Polar, este cuento es nuestra recomendación para disfrutar del Sant Jordi de este año.


Hablamos con Natàlia, que nos cuenta su trabajo como ilustradora desde el Reino Unido, donde vive actualmente:


Te dedicas a crear ilustraciones, muchas de ellas para pequeños y pequeñas. ¿Cómo has llegado hasta aquí?

Como es el caso para muchas ilustradoras, no ha sido un camino directo. Estudié diseño de moda, pero después de un año como diseñadora ya vi que eso no era para mi. Durante 5 años trabajé como diseñadora de estampados, primero para moda y luego para producto, y esta fue la forma de encaminarme hacia lo que realmente quería: la ilustración.

Hace un par de años di el paso de hacerme freelance. No ha sido fácil, pero a base de mucho trabajo de portfolio, picar puertas y tener unos objetivos claros, he podido ir avanzando. También he tenido la suerte de recibir mucho apoyo de mi entorno más cercano.


Tus ilustraciones siempre transmiten alegria, calma y buen rollo. ¿Qué te gustaría transmitir a través de ellas?

Ya sea una colección de tejidos, una postal o obviamente un cuento, me gusta que cuenten historias o te transporten a algun sitio, ya sea imaginario o un buen recuerdo. Me considero una persona introvertida y doy mucha importancia a todo lo más pequeño y discreto, momentos y detalles llenos de buen rollo que muchas veces pasamos por alto. Me gusta ponerlos al centro y generar optimismo y comfort.

Transmitir con imágenes para los y las más pequeñas es todo un reto. ¿Cómo lo haces para inspirarte?


Durante los años que trabajaba para empresas muchas veces recibía el feedback de que mi estilo era demasiado infantil. Crear desde mi propia voz ha sido liberador: es la forma que tengo yo de mirar lo que me rodea, es intuitivo.


La inspiración puede venir de muchos rincones, es un cocktail de experiencias y cosas que me gustan. Me fijo en los pequeños momentos de placer cotidiano, la naturaleza que me rodea, el caracter de los animales, y la paleta de color... Por otro lado la expresividad tanto de los personajes como de las formas y colores es súper importante!


En este caso se trata de la leyenda de Sant Jordi, un clásico de siempre. ¿Qué retos ha supuesto para ti este cuento?

Es una historia muy clásica, con los problemas que ello conlleva. Pero pienso que la ilustración explica la mitad de la historia, y cómo la perciban los niños puede cambiar mucho el tono. En especial, no quería que los personajes de la princesa y el caballero cayeran en estereotipos machistas: ni la princesa es un sujeto pasivo y débil, ni el caballero debe ser necesariamente bravo y duro, por ejemplo.

Aparte de encontrar tus ilustraciones en libros como este, también las vemos en otros formatos como postales o pósters, ¿cuál es el formato que más te gusta ilustrar?


Es muy difícil escoger, ya que la variedad es lo que más me gusta de mi trabajo. Aparte de los libros, tal vez lo que más me gusta ilustrar son tarjetas de felicitación. Es una tradición muy viva aquí en el Reino Unido, y me parece preciosa. Me encanta pensar que mis ilustraciones acompañan mensajes por correo, sea la ocasión que sea.


Los cuentos e historias nos llevan a mundos fantásticos e imaginarios. ¿Qué crees que aporta la fantasía en los niños?


Por encima de todo, potencia su imaginación y la capacidad de ver que no hay límites, de liberarlos. Pero también me parece muy importante como las historias, con más o menos fantasía, desarrollan su empatía, sea quien sea el protagonista: un sapo, una princesa o una pequeña exploradora. Los libros no sólo son ventanas hacia mundos fantásticos, sino también una gran herramienta para ponerse en el lugar de otro.