• Organic Mama Team

El Tió: ¿una tradición sostenible?

La tradición del Tió en Cataluña, Aragón y Andorra, es una tradición con siglos de historia. El Tió, un tronco de montaña, llega a las casas de muchos niños y niñas a principios de diciembre - tradicionalmente en el Puente de la Purísima Concepción - y durante todo el mes se le va alimentando con patatas, mandarinas y frutas de temporada. También se le tapa, y se le cuida hasta que en Navidad, dándole golpes con palos y cantando canciones, se le hace "cagar" algunos regalos.


Esta tradición tan peculiar, tiene un origen rural y se relaciona con el solsticio de invierno, el inicio del invierno y la naturaleza. Originalmente, el tió era un tronco cualquiera que se cogía del bosque, podía tener una forma u otra y cualquier trozo de madera podía servir como tió.


Después de utilizarlo - o de hacerlo "cagar"- se quemaba al fuego de la chimenea y las cenizas se consideraban como un elemento de protección en las casas de campo.


A día de hoy, la tradición del Tió ha ido evolucionando mucho. A los Tiós los vemos ahora en escaparates de todo tipo de tiendas, con sus caras, hojos, "barretines"o lazos. Los hay de peluche, más grandes, más pequeños y para todos los gustos.


Ahora el Tió se compra, se alimenta de lo que sea y como la mayoría no tenemos chimenea, no se quema, se tira a la basura pasadas las fiestas.


¿Qué podemos hacer para volver a hacer del Tió una tradición conectada con el mundo rural y la naturaleza?


Os dejamos nuestros consejos:

1) Ir a buscar el Tió al bosque, nada de comprarlo

2) El Tió puede ser cualquier tronco, luego podemos decorarlo en casa y dibujarle unos ojos y una boca para darle vida

3) El Tió come mandarinas y patatas, no come dulces ni cosas que no creamos sanas para nuestres hijes

4) El Tió es de madera, parece obvio pero no nos compréis un Tió de peluche :O

5) El Tió se puede guardar para el año que viene.

6) El Tió caga regalos útiles, prácticos y no hace falta que sean muchos: como normalmente cagaba caramelos y algún detallito (no muy caro), se suele caer en la compra de regalos inútiles que no necesitamos y que por ser más baratos, son de plástico. ¡No caigamos en eso! ¡Mejor menos y de mejor calidad!



©2021 by Organic Mama